➤ Ley 57 / 1968 | La jurisprudencia condena a los BANCOS a pagar.

Ley 57 1968 jurisprudencia

Ley 57 1968 jurisprudencia

Ley 57/1968 establece en su jurisprudencia que los bancos deben devolver las cantidades entregadas  por los compradores que nunca recibieron su vivienda.

La Ley 57 /1968 que regula las compraventa de inmuebles dice que las entidades de crédito que recibían ingresos en las cuentas de los promotores,  deberían hacer  exigido la apertura de una cuenta especial y con garantías de devolución del dinero entregado  a los compradores.

La sentencia del Tribunal Supremo es solida y firme.

Con fecha 21 de diciembre del 2015 el Tribunal Supremo  dicta sentencia favorable para la compradora haciendo responsable a la entidad bancaria.


Los hechos del caso

El comprador/a entregó a la promotora  una suma aproximada de 40.000 €. Esta cantidad fue ingresada en una cuenta corriente de la promotora que tenía en una entidad financiera.

 

viviendas no entregadas y dinero perdido Una vez incumplidos los plazos establecidos en el contrato para la entrega de la vivienda se interponer la primera demanda tanto a la constructora como hacia el banco, en base  a la jurisprudencia de la Ley 57/1968

 

sentencia del tribunal supremo

En primera estancia  se estimó  parcialmente la demanda.

Se dio por terminado el contrato entre el comprador y la promotora por incumplimiento de plazos en la entrega. Se condenó a la promotora y al banco de forma solidaria a devolver las cantidades entregadas a cuenta ya que habían financiado la construcción de la promoción.

La condena a la entidad de crédito se fundaba en el art. 1.2 Ley 57/1968, pues sabía que las transferencias en la única cuenta  abierta a favor de la promotora debía serlo para el pago de las viviendas y esto le obligaba a velar por el cumplimiento de la legalidad vigente, que era simplemente exigir  una garantía para la devolución de las cantidades entregadas a cuenta.

La entidad financiera interpuso recurso y en segunda instancia se estimó su recurso absolviendo al banco de todos los cargos en su contra.

Tras esta decisión se solicitó de nuevo la revisión que admitió el Tribunal Supremo.

 

Argumentos  del Tribunal Supremo en base a la Ley 57 /1968

jurisprudencia ley 57 y la sentencia del tribunal supremo

 

Según la jurisprudencia de la Ley 57/1968 los promotores  deben percibir las cantidades adelantadas a través de un Banco o Caja de Ahorros. Estos importes se deberán depositar en una cuenta especial con separación de cualquier otra cuenta o fondo perteneciente al promotor.

 

Para la apertura de estas cuentas o depósitos especiales la Entidad bancaria, “bajo su responsabilidad”, exigirá la garantía de un seguro o aval bancario.

 

Lo que establece esta Ley 57 1968 en su jurisprudencia es valorar el alcance de esta expresión “bajo su responsabilidad”, cuando  las cantidades entregadas no se hayan percibido en la cuenta especial sino en la única que disponía la promotora en esa entidad de crédito.

 

La jurisprudencia sobre la Ley 57 1968, conformada sobre  todo desde la situaciones generadas por la crisis económica y financiera, está fundada por el rigor con el que dicha ley protege a los compradores de viviendas de uso residencial ya que  la Constitución dice que todo ciudadano tiene derecho a una vivienda digna y adecuada.

La aplicación de esta jurisprudencia en uno de los artículos de la Ley 57/1968  supone la imposición legal  y deber de vigilancia de las entidades bancarias sobre el promotor. Especialmente si los ingresos provienen de particulares, de esta forma el último responsable de los depósitos es de la entidad financiera.

 

De  esta forma queda fijada la sentencia jurisprudencial

En  las compraventas de viviendas regidas por la Ley 57/1968 las entidades de crédito  que admitan ingresos  de los compradores en una cuenta del promotor sin exigir la apertura de una cuenta especial y la correspondiente garantía  responderán frente a los compradores  por el total de las cantidades anticipadas por los compradores e ingresadas en la cuenta o cuentas que el promotor tenga abiertas en dicha entidad.

 

Hay que tener en cuenta que en la actualidad  que la Ley 57/1968 ha sido derogada por la Ley 20/2015 que entro en vigor en el año 2016.

Te llamamos
×

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies